DEL HUMO AL 3G, LA NUEVA COMUNICACIÓN TRIBAL

El alcance de la comunicación multidispositivo replantea una de las teorías más emblemáticas y da lugar a una nueva etapa.

Bienvenido a la nueva comunicación tribal

Bienvenido a la nueva comunicación tribal

Cuando se cumplen 35 años de la desaparición de Herbert Marshall McLuhan (1911 – 1980), el alcance de la nueva comunicación multidispositivo supera una de las teorías más emblemáticas del “profeta de Internet”, y origina la quinta etapa de la comunicación: la era de la comunicación tribal.

Las tribus de apaches, cherokees o sioux han desembocado en otro tipo de tribus. Tribus urbanas y no tan tribus que han sustituido las señales de humo por la gran señal 3G. Una macroseñal universal que se ha hecho imprescindible para conectar nuestros multidispositivos y comunicarnos entre tribus y no tribus de cualquier parte del planeta.

En plena era digital, la comunicación multipantalla ha revolucionado el proceso de comunicación clásico, a la vez que ha establecido nuevas conductas y estilos de vida, hasta el punto que los multidispositivos se han convertido en extensiones de nuestro yo.

En este estado de las cosas, ¿qué pensaría McLuhan acerca de la señal 3G?; ¿qué haría si tuviera un smartphone?; ¿cuál sería su postura acerca de la comunicación multidispositivo? Y, sobretodo, ¿qué impacto tendría para él la nueva realidad en su célebre teoría “el medio es el mensaje”?

En primer lugar, lo más probable es que la primera experiencia de McLuhan con el 3G le llevaría a constatar que “su aldea global” se ha vuelto multiglobal gracias, en gran medida, a la nueva gran señal. El “profeta de Internet” se quedaría perplejo al descubrir las múltiples posibilidades multimedia de smartphones y tabletas, en general. Comprobaría que, hoy, millones de individuos de todo el mundo, sin distinción de tribu, sexo o edad, viven pendientes de su dispositivo móvil. Una experiencia que para nada le dejaría indiferente.

Si el pensador canadiense abriera hoy los ojos admitiría que el medio ha adquirido una nueva categoría. Que de actuar como vía de comunicación ha pasado a ser concebido como algo mucho más íntimo. Su experiencia con iPhones e iPads llevaría a McLuhan a reformular su teoría y a postular que: “El medio es mucho más que el mensaje”.

Pues como señala Joshua Benton, director del Laboratorio de Periodismo Nieman de la Universidad de Harvard, al referirse a McLuhan: “Imagino que si él hubiese sabido que todos estaríamos llevando pequeños receptores mediáticos en nuestros bolsillos –con una capacidad de buscar (información) que no se agota, con la posibilidad de acceder a casi cualquier medio de comunicación, y así llenar los pocos momentos libres de nuestros días con una rápida dosis de medios–, probablemente estaría horrorizado al ver hasta qué punto el medio es ahora nuestra compañía”.

En la perspectiva actual, la nueva concepción del mundo derivada de un medio de comunicación no estaría relacionada con el contenido que transmite el medio, sino con el medio en sí mismo. Las nuevas tecnologías y el 3G, en particular, son el nuevo humo que utilizamos las tribus de hoy para comunicarnos y, sobretodo, para vivir. Emoticonos, algoritmos y códigos se han convertido en los nuevos leguajes y en las señales de comunicación de la era actual.

La revolución de tecnologías de la comunicación de última generación como los iPhones, smartphones o iPads parecen haber cambiado las reglas del juego, lo que llevaría a McLuhan a considerar el momento actual como una nueva edad de la historia de la comunicación social. Se trataría de la quinta etapa, que precedería, en este orden, a las eras: electrónica, impresa, manuscrita y oral-tribal.

La importante extensión de lo digital en la etapa actual pone de manifiesto la superación de la era electrónica. La nueva etapa, que se iniciaría a principios del siglo XXI, correspondería a la segunda era tribal por el claro predominio de todo lo visual. Los nuevos códigos de escritura derivados de las nuevas tecnologías, el uso de emoticonos, la proliferación de la imagen gracias a las redes sociales, significarían para McLuhan una nueva tecnología adquirida a posteriori de nuestro nacimiento. Nuevas tecnologías que avanzan en la teoría de la comunicación social y que apuntan al surgimiento de la era tribal.