COMUNICACIÓN CREATIVA PARA SER TENDENCIA

Ser el primero en… detectar una oportunidad; avanzarse a los demás; o ir por delante, es una excelente oportunidad para diferenciarse.

Comunicación_creativa

Innovación aplicada al conjunto de procesos

Hasta aquí, cierto. Pero, ¿qué sucede si no todos los activos de una compañía, marca o líder se gestionan bajo la misma mirada innovadora y creativa del “Think different”?

Hace unos días la agencia Reuters (14/02/2015 – 12:09) divulgaba la noticia que Apple (una de las pocas compañías universalmente reconocida como creadora de tendencias) estaba explorando la posibilidad de fabricar coches que se conducen solos, más allá de diseñar los programas o componentes.

La firma tecnológica es el claro exponente de una compañía innovadora en todos los sentidos. Se trata de una factoría que aplica el “Think different” no sólo a los productos que comercializa para ser tendencia, sino que consigue que la creatividad y la innovación estén presentes en el global de sus procesos.

En el ámbito concreto de la comunicación, Apple gestiona sus activos con la misma coherencia con la que crea sus productos. Por cierto, ¿recuerda el último spot de Apple en televisión? Seguramente ya se había percatado de que hace años, la empresa decidió cambiar el rumbo de su política de comunicación.

Insistimos que hoy en día no se trata única y exclusivamente de ocupar un nicho y de liderar una categoría sino que cabe hacerlo desde una perspectiva global. Y, sin duda, una estrategia de comunicación creativa e innovadora es el acompañamiento ideal para crear tendencia.

De hecho, las campañas de publicidad creadas por Apple a partir de 1984, mítica fecha esa, eran premonitorias del posicionamiento de la compañía unas décadas después. Pues ya entonces la compañía tuvo la capacidad de avanzarse y visualizar un original Brand Opportunity (léase en la actualidad Branded Content).

Ese mismo año, Apple lanzó una de sus campañas publicitarias más impactantes inspiradas en la obra del reputado escritor George Orwell “1984” (Nineteen Eighty-Four en su versión original en inglés). Y, a partir de ahí, consiguió que sus creatividades figuraran en la short list de usuarios y no usuarios.

Décadas después, Apple abandonaría esa atractiva y millonaria línea de comunicación (sin renunciar por ello a su ADN), para adecuarse a los nuevos retos de la compañía. El modelo de innovación actual también exigía de una nueva y eficaz gestión de la comunicación. Las relaciones públicas y los coolhunters, entre otros influenciadores clave, se convirtieron y son todavía los grandes aliados de la marca de la manzana.

Todo ello nos lleva a considerar que el modelo innovador de una entidad, marca, causa o líder debe incluir un plan de comunicación igualmente impactante. Una de las claves para marcar tendencia es apostar por una comunicación innovadora, creativa y multisoporte, que explorar nuevas posibilidades en digital, relaciones públicas, retail, etc.

La gran diferencia es que en la actualidad no basta con un producto innovador, ideas o causas arrolladoras (recordemos que el 80% de los nuevos lanzamientos fracasan). Es necesario comprender el proceso de innovación desde una perspectiva global: desde los insights a la forma cómo se “vende” a los key stakeholders.

De nada sirven hoy, los esfuerzos en lanzar un producto innovador, en promover unos ideales, en liderar de forma diferente una compañía, si los activos de comunicación no se gestionan también desde el espacio de la innovación. Para ser tendencia, hoy, es necesario diferenciarse en cada uno de los procesos de la comunicación.